Restaurante Sagar, aunténtica comida india en Madrid

Por primera vez probamos las excelencias de la comida india y su explosión de colores, olores y sabores, con nombres tan exóticos como Tandoori, Garam masala, pickles o currys. En Madrid, restaurante Sagar se descubre como una magnífica opción tanto para no iniciados como para expertos en indian’s cuisine

comida india

El restaurante

Restaurante Sagar se encuentra en la calle Alonso Heredia de Madrid, a dos pasos de Avenida de América. La calle es semipeatonal, lo que permite pasear tranquilamente en busca del restaurante; desde el exterior no llama demasiado la atención, puedes pasarlo por alto si no vas buscándolo expresamente. Sin embargo una vez en situación tiene un buen detalle, carta y menú bien visibles incluido el precio.

Al traspasar las  puertas la cosa cambia radicalmente: una ambientación muy acogedora, una decoración con reminiscencias a la cultura india, iluminación bien estudiada y con lámparas modernas que dan un toque diferente y un mobiliario correcto, cumplidor. Sagar no es muy grande pero como fuimos entre semana durante el mes de agosto no tuvimos problema en encontrar mesa. Ahora, en fechas más normales es recomendable reservar, pues aun así el sitio se empezó a llenar y casi roza el completo.

Para comer tiene varias opciones atendiendo un poco a lo que quieras gastar: desde un menú del día de 13 euros por persona hasta pedir de carta, pasando por menús degustación ideales para neófitos en la comida india. En caso de que no conozcas muy bien qué vas a comer y cómo se elabora pedir consejo es casi obligatorio, y en Sagar se esmeran en explicarte cada plato para que la experiencia sea satisfactoria. En general Sagar tiene muy buenas críticas de sus clientes, incluso le han otorgado el certificado de excelencia 2014 de una conocida página de opiniones. Por algo será…

En resumen, un restaurante acogedor, bien ambientado y mejor regentado. Así que vamos a ver lo más importante: cómo se come en Sagar.

comida india

Aperitivo para amenizar la espera: muy original y sabroso

La historia

Es posible que al leer el nombre del restaurante se haya despertado una pequeña e insistente voz mental que repita “me suena de algo”. Bien, no acudas a ningún especialista, tu salud mental es perfecta (hasta donde sabemos): la visita a restaurante Sagar cerró la primera temporada de Pesadilla en la cocina, el programa de televisión conducido por Alberto Chicote que trata de reflotar negocios gastronómicos que se van a pique. Y en este caso lo consiguió. Vaya si lo consiguió.

Personalmente tenía dos razones para ir a Sagar. La primera, que nunca había probado la comida india y sentía mucha curiosidad, y la segunda, que se hiciera famoso en televisión hizo que me picara el gusanillo de ver el resultado final. Me topé con el restaurante de manera totalmente casual cuando estaba por la zona para otras cosas y me prometí ir en breve. Y así fue.

Dicho y hecho. Ya con más tiempo libre fuimos un día de agosto, sin reservar, a la hora de comer. Mesa para dos junto a la ventana y carta en mano, comenzamos a leer nombres nunca vistos para nosotros. Al final nos decantamos por el menú del día que ofrecen por 13 euros, muy completo para iniciarnos en los secretos de la India, y pedimos consejo a Kumar, uno de los dueños, que estaba muy pendiente de los clientes y de las mesas. Recibimos muy buena orientación para combinar platos y sabores y así probar cuantas más cosas posibles. Vamos allá:

Primero nos pusieron en la mesa a modo de aperitivo unas tortas acompañadas de tres salsas, una picante no apta para paladares delicados, otra muy suave tipo yogur y una tercera… que no recuerdo (ejem). Las tortas eran diferentes, una picaba bastante mientras que la otra era más fácil de comer :)

De entrantes pedimos samosa, que es una empanadilla crujiente, rellena de patata y guisante (en “La Receta” tenéis más información sobre este plato) y pakora, que es una fritura de berenjena y cebolla rebozada en harina de garbanzo. Un plato pequeño en cantidad y grande en sabor, muy bueno.

comida india

De izquierda a derecha, Samosa y Pakora

Los segundos venían acompañados por naan (un pan de harina) o por arroz; lógicamente pedimos uno de cada para probar. El naan resultó un buen acompañamiento con un sabor similar al pan de pizza (mucho más refinado, claro) y el arroz imprescindible para combinar con los dos platos fuertes, pues rebajaba las salsas y los sabores creando un plato delicioso. Uno de estos platos fue Chana Lamb, que son garbanzos con trozos de cordero preparados con especias y el otro Methi Chiken, trozos de pollo nikka preparado en hierbas especiales ligeramente picante. Una cosa curiosa que nos pasó es que al principio parece que la comida va a ser poca, y nada más lejos de la realidad. El entrante es eso, un entrante, un bocado para abrir boca, siendo el segundo el plato fuerte del menú, pues el bol en el que va servido parece no tener fondo; tanto el pollo como el cordero con garbanzos dieron mucho de sí, más aún con el arroz y el naan.

comida india

Methi Chiken, pollo con un toque ligeramente picante

El postre también era casero, muy elaborado y original. Pedimos Gulabjamun, que es una bolita de leche frita en almíbar, y un sorbete de mango. Fuera de menú pero casi imprescindible para terminar disfrutamos de un té también recomendado por la casa, perfecto para bajar un poco la opípara comida (no dejamos ni una miga…).

Un gran detalle fue que Kumar estuvo muy pendiente preguntando qué nos parecía tanto la calidad como la cantidad de la comida, incluso aconsejando cómo degustar cada plato combinando con una u otra salsa.

Globalmente la experiencia de ir a probar la cocina india en restaurante Sagar fue excepcional, está claro que tenemos que repetir pidiendo de carta. El único pero es para nuestros bolsillos, es un sitio caro pero en este caso lo vale por calidad, cantidad, atención y buen hacer. Totalmente recomendable.

comida india

Gulabjamun y Sorbete de Mango

La receta

Hoy en la receta está claro que tenemos que aprovechar y buscar algo relacionado con la comida india. Utilizan mucho las verduras, las especias y en carnes sobre todo el cordero, aunque hemos optado por un plato sencillo de preparar pero muy sabroso: unas samosas rellenas de verduras y especias. Las samosas son empanadillas de forma triangular típica de la gastronomía del sur de Asia. Aunque la receta original se elabora con una masa especial de harina de trigo, lo más sencillo es hacerlas con pasta brick o pasta filo, pero no nos adelantemos. A continuación la receta que más nos ha gustado, la de currycurryquetepillo ;)

Ingredientes

  • 5 hojas de pasta filo
  • 200gr de verduras como las siguientes:
  • calabacín
  • berenjena
  • cebolla
  • zanahorias
  • Ras el Hanout o curry
  • sésamo
  • mantequilla

Preparación

Cortar en dados el calabacín, las berenjenas, las zanahorias y la cebolla. Pochar por separado las verduras, en sartenes diferentes (la zanahoria tarda más que las demás).

Eliminar con un colador el exceso de aceite y mezclar todas las verduras en un bol.

Salamos y añadimos unas cucharaditas de curry o la especia Ras el Hanout, si tenemos, al gusto. Creo que en este plato las especias tienen un protagonismo especial y no hay que quedarse corto con ellas.

Cortamos una hoja de pasta filo en tiras anchas (de unos 10-15cm). Colocamos en un extremo de cada tira un poco de relleno y envolvemos la tira doblando siempre en triángulo. Aunque parece algo sencillo, esta es la parte más difícil de la receta. En este vídeo donde podéis seguir los pasos. Una vez se coge el truquillo, es fácil seguir con ello.

Ponemos todos los triángulos sobre un papel de horno y bandeja de horno. Pintamos la superficie con un poco de mantequilla derretida y espolvoreamos sésamo.

En el horno tienen que estar aproximadamente 10 minutos a 170 grados.

Nos queda un elemento importante, la salsa de yogur, que también se utiliza como acompañamiento en muchas recetas de comida india.

Ingredientes

  • 1 yogur griego
  • limón exprimido
  • cebollino
  • 1 cucharada sopera de aceite de oliva
  • 1 cucharada pequeña de azúcar
  • pimienta molida
  • 1 cucharada pequeña de sal

Elaboración

Picar el cebollino bien pequeño.

Mezclar el yogur con el cebollino, un chorrito de limón exprimido, una cucharada sopera de aceite de oliva, una cucharadita de café de azúcar, otra de sal y pimienta molida al gusto.

¡Y listo! Una receta con la que triunfarás seguro :)

comida india

Samosa de patata y guisantes del Sagar: ¡deliciosa!

Os recomiendo leer este artículo de El Comidista en el que hacen un pequeño resumen de los ingredientes básicos de la cocina india, ¡imperdible!

Ficha y situación

Restaurante Sagar, calle Alonso Heredia 22, 28028 Madrid. Teléfono de contacto 91 713 11 55. Correo electrónico sagar@restaurantesagar.com Muy presente en la red en su página web y en sus perfiles en las redes sociales Facebook y Twitter.

The following two tabs change content below.
Llevo muchos años dedicado al pequeño comercio en Madrid, mi ciudad natal. Ahora vuelco mis esfuerzos en sacar adelante este proyecto tan ilusionante que es Restauteca, y como me encanta escribir... ¡me dejan el blog!

Últimos artículos de Fernando Díaz (ver todos)

Un comentario en “Restaurante Sagar, aunténtica comida india en Madrid

  1. Pingback: Mythos, cocina griega en Madrid | RESTAUTECA

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>