La Gata Flora, un italiano muy argentino en Madrid

La Gata Flora se remonta al año 1981, cuando un grupo de amigos argentinos dieron el salto al barrio de Malasaña para sumarse a la movida madrileña con una apuesta diferente, montar un restaurante italiano combinando recetas argentinas. Parece que la apuesta salió bien pues siguen dando guerra y llenando el local habitualmente.

italiano argentino

El restaurante

La Gata Flora no es un restaurante al uso, fácilmente clasificable en una categoría culinaria, pues sus dueños y fundadores son argentinos pero es un local muy conocido por su cocina italiana, aun teniendo en cuenta que también hay profusión de especialidades argentinas en la carta. Así que quizá sería más conveniente llamarlo restaurante italoargentino, siendo lo primordial no el nombre sino la calidad de los platos que en él nos sirven. Se encuentra en uno de los barrios más populares de Madrid, el barrio de Malasaña, conocido por su ambiente alternativo y su vida nocturna.

El restaurante es más grande de lo que parece, con muchas mesas escondidas en pasillos, ambientes un poco más separados… Es muy acogedor, aunque las sillas no son las más cómodas de la historia, pero todo forma parte del encanto que transmite. Si vas a ir en fin de semana recomiendo reservar, suele estar bastante lleno. Puedes echar un vistazo a su carta aquí; quizá un poco subida de precio para lo que encontramos en ella pero bueno, cada uno tendrá su opinión. También puedes encontrar dos tipos de menús con los que degustar sus especialidades a precios más asequibles. ¡Ah! No dejéis escapar los postres, muy ricos.

El personal te atiende de manera correcta y suele hacer bastante ruido ambiente, aunque sin llegar a resultar muy desagradable. Como en las últimas ocasiones os dejo un par de enlaces con opiniones sobre el restaurante; de todo pero más positivas que negativas: TripAdvisor y Yelp.

italiano argentino

La historia

He estado varias veces en La gata Flora, tanto antes de la reforma que hicieron hace dos – tres años como después. Es un sitio muy agradable para ir en pareja, con amigos e incluso para reuniones un poco más bulliciosas; de hecho, creo que tengo una historia para cada caso, aunque tampoco os quiero aburrir demasiado.

Una de las veces más divertidas fue aquella en que allá por los albores de Facebook, cuando de repente era más fácil encontrar antiguos conocidos, preparamos una reunión de compañeros del colegio. Lógicamente tuvimos que reservar, pues fuimos unas veinte personas. Si habéis hecho alguna quedada similar os podréis imaginar que terminan siendo muy divertidas, pues ves gente de la que hace años que no sabes nada, y fluyen las anécdotas de cuando compartíais pupitre.

Pero vamos, al final se resume en que la comida italiana siempre me ha gustado mucho y por eso La Gata Flora termina siendo un buen lugar en el que quedar. Personalmente recomiendo la lasaña, que es lo que casi siempre termino degustando; pasta y pizzas tampoco se quedan atrás, y curiosamente aunque ya sabía antes de escribir esto que los dueños eran argentinos nunca he pedido ningún plato típico de allí, habrá que remediarlo la próxima vez que vaya (también le ponemos algo de remedio más adelante al hablar de “La receta”).

No tengo imágenes de antes y después de la reforma pero en su página web os podéis hacer una idea en el apartado “historia” (a la izquierda el antes y a la derecha el después).

italiano argentino

La receta

Para la receta hemos buscado ser un poco originales, así que os traemos un plato típicamente argentino, el matambre. ¿Que qué es esto? Pues es un arrollado de carne de ternera, relleno de verduras y huevo duro. Después tiene montones de variantes, pero los ingredientes comunes son éstos. Está pensado como plato único, pues es bastante contundente; para que os hagáis idea en La Gata este plato ronda los 15€ más la guarnición si te atreves con ella.

Vamos con una de sus variantes clásicas, el matambre de vacuno arrollado.

Ingredientes

  • 1,5 kilos de matambre vacuno
  • 150 gramos de zanahoria
  • 150 gramos de berenjenas
  • 1 pimiento rojo
  • 200 gramos de queso rallado
  • 4 huevos cocidos
  • 2 cebolletas
  • 6 hojas de albahaca
  • 1 pizca de sal
  • 1 pellizco de pimienta
  • 4 dientes de ajo
  • 1 rama de perejil
  • 1 pellizco de ají molido
  • 2 pastillas de caldo de verdura

Preparación

  • Sobre la encimera se extiende el matambre con la grasa hacia arriba.
  • Con un cuchillo bien afilado se desgrasa el matambre, sin retirar toda la grasa, dejando un poco.
  • Sazonar con la sal, la pimienta, el ají molido, el ajo y el perejil picados.
  • Cortar la zanahoria, la berenjena y el pimiento en bastones finos y distribuirlos, de forma alterna, a lo largo del matambre cubriendo la superficie, comenzando por la parte gruesa de la carne y en sentido longitudinal para luego poder enrollarlo.
  • Cubrir con el queso rallado, distribuir por encima la cebolleta picada, parte blanca y verde, y las hojas de albahaca picadas.
  • Se colocan los huevos cocidos, uno a continuación del otro, a lo largo.
  • Se enrolla firmemente y se ata con hilo de algodón bien apretado.
  • Colocamos en una cacerola, cubrimos con agua y agregamos las dos pastillas de caldo de verdura.
  • Cocinar a fuego medio durante dos horas, aproximadamente, hasta que esté tierno.
  • A continuación se retira de la cacerola, se envuelve en un paño y se coloca entre dos tablas de madera, con un peso considerable encima para compactarlo (por ejemplo una olla con agua).
  • Se deja así hasta que esté bien frío.
  • Se deja en la nevera unas horas y luego se corta en rodajas.
  • Se sirve acompañado de ensalada verde o ensaladilla rusa. También se pueden hacer unos sándwiches bien contundentes.
  • Nota: si se desea congelar, los huevos cocidos se colocan bien aplastados.

Aunque parece una receta un tanto difícil animaos a probarla, los resultados pueden ser espectaculares.

italiano argentino

Ficha y situación

Restaurante italiano – argentino La Gata Flora, calle San Vicente Ferrer 33, 28031 Madrid. Teléfono de contacto: 91 521 27 92. Tiene página web y perfil en Facebook, aunque éste es una página personal y no actualiza desde 2012. Localización en el mapa:

De despedida os dejamos el origen del nombre del restaurante, pues en Argentina se denomina como Gata Flora a una persona indecisa. ¡Vosotros no dudéis en entrar!

Hay un refrán que dice así:

Está como la Gata Flora, que cuando se la meten chilla y cuando se la sacan llora

The following two tabs change content below.
Llevo muchos años dedicado al pequeño comercio en Madrid, mi ciudad natal. Ahora vuelco mis esfuerzos en sacar adelante este proyecto tan ilusionante que es Restauteca, y como me encanta escribir... ¡me dejan el blog!

Últimos artículos de Fernando Díaz (ver todos)

2 comentarios en “La Gata Flora, un italiano muy argentino en Madrid

  1. Pingback: Destino Malasaña: breve recopilación de Restauteca | RESTAUTECA

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>